Corderito a los 3 años y 8 meses

corderito

A los tres años y medio empecé a observar lo siguiente:

– Empezó con etapas de comer muchísimo y continuó con etapas de comer lo mínimo.

-Etapas de “me duermo a las nueve de la noche porque estoy agotado” a etapas de “Es la una de la madrugada y sigo sin sueño”.

-Empiezan a gustarle las pistolas, espadas y todo tipo de cosas relacionadas con la violencia. (Tiene mucho que ver en mi opinión con un aumento de consumo de televisión para niños).

Aún así, no había cambios notables entre los 3 años y los 3 años y medio. Pero ahora sí. Estos son sus cambios importantes a los 3 años y ocho meses:

-Crecimiento físico, ha pegado un estirón.

-Mejor dominio del lenguaje.

-Mezcla de catalán y castellano en la misma frase. Le preguntas como se dice una palabra en la otra lengua y no sabe traducirla, pese a que sabe usar ambos términos.

-Le empiezas a leer un cuento y adivina cual es enseguida, riéndose. (Es un buen juego para hacer con niños)

-Menor interés por que le lea libros y más interés porque me invente cuentos y se los cuente, y también por ver “un dibujo” ,es decir, por ver la televisión, que ha llegado a mi casa “por fin”.  (Tengo un post pendiente sobre eso.)

-Intenta ser el que pone las reglas y trata de saltarse los límites y las normas de la casa.

-Negativas a ducharse, vestirse, lavarse los dientes, lavarse las manos, ir al baño…

-Exhibirse para buscar reconocimiento. “Mira lo que sé hacer”, “Esto es muy  difícil mamá, verdad? pero yo lo he hecho!”

-Llama la atención de los adultos diciendo cosas en voz alta o dirigiéndose a ellos, en lugares públicos (medios de transporte y bares principalmente).

-Mayor dominio de la psicomotricidad y el equilibrio. A niveles importantes.

-Más fuerza en extremidades, salta más lejos.

-Al igual que hace meses, sigue con ganas de que llegue su cumpleaños.

-Hace algo malo y miente descaradamente. El no ha sido, “se hizo solo”, o le hecha la culpa a algún muñeco.

lamb

CAMBIOS ANTE LA SEPARACIÓN DE LOS PADRES

Los otros cambios pueden ser generales en los niños, pero éstos son los que he observado en él tras la separación:

Se añadieron cambios de rutinas de vivienda: “ahora duermo con papá, ahora duermo con mamá…y ahora duermo en casa de S, que parece la nueva “mejor amiga” de su papá. “Tengo tres casitas”, dice “La de papá, la de mamá y la de S”…”S me ha dicho que me quedaré en su casa para siempre”.

Esta amiga muchas veces duerme en casa de papá y “es buena cocinera y  le compra todos los juguetes que él le pide”. (Dudo mucho de ésto último)

Todos estos cambios son perturbadores a nivel emocional, tanto para el niño como para mí, sobretodo porque cuando está con su padre no puede verme (así lo desea el padre) y se me permite llamarle únicamente una vez al día.

Cuando el niño está conmigo yo no he puesto ningún tipo de reparo en que venga cuando quiera o llame cuando quiera, pero él no aparece. Corderito ha pasado de verme a menudo, a pasarse una semana sin verme cuando está con su padre (y ahora en vacaciones se alternarán 15 y 15 días). Mi hijo es muy consciente de que nos hemos separado “porque discutíamos mucho” su padre y yo, como le cuenta a sus muñecos.

-Juega mucho a hacer hablar a sus muñecos o a pedirme que les haga hablar.

-Más agresividad y violencia. Le parece divertido echarle agua a desconocidos en el parque, golpearles con globos, y sigue haciéndolo aunque le digan que pare. Llama a la gente “tonta” o “tonto” y se ríe, y cuando se enoja le da por golpear. He leido que es una forma de canalizar la frustración en niños separados.

-En una historia de dibujos elige siempre al malo o al personaje que se porta peor como “su preferido”.

-Noto falta de empatía y falta de control de sus emociones. No soy psicóloga infantil y no tengo idea de cuando empieza un niño a desarrollar la empatía pero le cuesta darse cuenta de que con sus acciones puede perjudicar a los que tiene alrededor.

-Intenta que estés todo el tiempo con él prestándole atención. Literalmente, todo el tiempo. Le mosquea que hables con otras personas, que hables por teléfono o incluso que vayas un momento al baño a hacer tus necesidades. Se enfada, le dan rabietas y puede incluso pegarte. Tú eres su fuente principal y única de entretenimiento y no dejará que te escapes. A menos que pongas dibujos en la televisión, entonces se abduce y es todo lo contrario: Te ignora y ya puedes preguntarle algo que no te escucha ni aparta los ojos de la pantalla.

He hablado con el padre para que unifiquemos la educación del niño (él quería mantener dos educaciones distintas separadas pero al final ha estado de acuerdo) y le pongamos las mismas normas los dos, obligándole a cumplirlas y a que se respeten los límites impuestos, pues ante una separación se tiende a ser más permisivo con el niño y es un error, pues llega a invertir los roles y creer que es él quien pone las normas y los padres están a su servicio, o maneja con mucha dificultad la frustración.

Es posible que estos cambios, tanto buenos como malos, sean normales en los niños de esta edad, pero yo no lo sé, a mí me viene todo esto de nuevo porque es el primer (y único) niño que tengo.

Corderito pronto se va a convertir en Cordero. ¡Ay, madre la que nos espera! 🙂

Gestionando hijos, educar mejor.

gestionandohijos

El otro día gané un sorteazo en el blog “Planeando ser Padres“. Una entrada para mi y otra para mi pequeño en el II Congreso para madres y padres Gestionando Hijos. (Pincha y entra en su web)

Para mí,poder ir con el Corderito a unas ponencias sobre educación, como maestra y como madre es “lo máximo”. Gracias a Lucía por haber realizado este sorteo de entradas.

El evento transcurrió en el “Palau de Congressos de Barcelona” el sábado 2 de Julio.

Para Corderito, la fundación PereTarres.org había preparado unos talleres con monitoras por edades. Corderito salió con un globo en forma de perrito y una flor que había confeccionado él mismo, y dijo habérselo pasado bien.

¿Qué hice yo mientras tanto? Llegué después del brunch, (por razones personales), aunque el planning total desde la bienvenida a las 9.00 era el siguiente:

gestionando_hijos

Los ponentes de esta segunda edición de Gestionando Hijos

09:50 Todos somos maestros. Descúbreselo a tus hijos. (Carlos González, no el pediatra sino el educador)

10.20 Potencia su talento. Ayúdale a encontrar su elemento. (Fernando Botella)

10.50 Las nuevas tecnologías en el desarrollo cerebral de nuestros hijos (Álvaro Bilbao)

11:20 Soy malamadre, ¿Y qué? (Sonia López)

BRUNCH 

(Aquí llego yo corriendo, jejeje)

12:00 Educar para y  en la adolescencia. (Eva Bach)

Como yo no tengo hijos adolescentes ni trato con adolescentes (aunque sí con pre-adolescentes) pensé que cuando me tocara ya me informaría, pero la verdad es que entrar a medias a la charla fue una pena, porque me encantó su visión sobre la adolescencia…”un adolescente que se cierra a sus padres no es una caja hermética, sino una concha que esconde una perla, o un collar de perlas y está esperando a ser descubierta. Si quieres hallar un collar habrá un collar. Confianza y Comunicación es la clave”.

Creo que es la actitud como nos tomamos la paternidad o la maternidad que puede ser un rollo o una aventura, y esto sirve para cualquier etapa de la vida de nuestros hijos.

En el turno de preguntas, una mujer preguntó qué podía hacer con un hijo que se niega a comunicarse o recibir consejos. “¡Déjame!” era su respuesta para todo. Eva Bach contestó que habría que averiguar si lo que quería el niño era que lo dejasen en paz realmente o estaba en el fondo deseando hablar y desahogarse. Lo mejor era decirle al niño que estaríamos esperándole por si deseaba hablar con nosotros y que de mientras respetábamos su deseo de estar solos.

neurocienciaparaelaula

Libro de Begoña Ibarrola

12.30h Gestionando hijos, gestionando emociones.. (Begoña Ibarrola)

Una explicación muy interesante sobre las emociones y sus excesos, o la represión de las mismas, que pueden derivar en enfermedades psicológicas. De la tristeza a la depresión, de la alegría a la manía, de la ira a la psicopatía, etc Begoña propuso un espacio cerrado donde el niño o niña puedan meterse dentro a lidiar con sus emociones negativas hasta que se les pasen. Una mesa camilla con un mantel largo que la cubra, una tienda tipi, etc Bueno, mi casa es muy pequeña, así que siempre queda el recurso de que se encierren ellos mismos en su habitación cuando quieran estar solos, que es lo más recurrido por los niños y les da intimidad.

Begoña Ibarrola, (si pinchas en el enlace irás a su página web) espsicóloga y terapeuta infantil, y además escritora. Escribió una serie de cuentos para ayudar a sus pacientes a lidiar con distintas emociones ,y están publicados para educar la inteligencia emocional de nuestros niños. Tengo mucha curiosidad por leer uno y ver si es de ayuda, así que quizás compre “Cuentos para el adiós”, porque Corderito esta obsesionado con la muerte desde que me preguntó por su abuela y supo por mí que había muerto. Yo integré la muerte y la vida como un todo, como un ciclo natural de la vida (a lo “Rey León” casi) pero es normal que se plantee el tema y quizás estos cuentos le ayuden.

Para adultos ha escrito un libro llamado “Aprendizaje emocionante, neurociencia para el aula” muy interesante que ya estuve ojeando y pienso comprarme, pues seguramente me ayudará a entender mejor cómo funciona el cerebro de los niños y como puedo ayudarles a mejorar en clase y sus estudios. Me encantaría recibir un curso de formación de esta profesional, pero de momento empiezo con el libro.

inside-out-19

13:00h Disney Pixar presentó la película Inside Out, que yo traduciría más bien como “De dentro a fuera”, pero que ha sido traducida como “del revés” con un trailer de la película. Fuera del auditorio había un fotomatón gratis para imitar en cinco fotos las caras de emoción de los distintos personajes de la película: alegría, tristeza, miedo, ira y asco. Corderito y yo nos lo pasamos muy bien poniendo caras 🙂

papasblogueros

Logo de papás blogueros

13:15 Ser un buen padre y no avergonzarse (#papasblogueros, David Lay, Carlos Escudero y Pau Almuni)

Estos tres padres plantearon cual es la actitud de la sociedad y de las mismas mujeres cuando ven a algún padre haciendo lo que es normal en ellas: cuidar de sus hijos, agarrarlos cuando se van a caer, darles el apiretal, cambiarles el pañal o cogerlos en brazos. Se quedan alucinadas y opinan que son unos “padrazos”. Y de padrazos nada. Es la normalidad de los padres, aunque todavía se siga creyendo que los padres son unos cromañones que no entienden qué es un percentil o que es un suelo pélvico. La mayoría de padres hoy  en día se informa, lee, habla con su mujer (muy importante), con su pediatra, y si no es así, debería hacerlo. Hay muchos padres que son buenos padres pero que no “salen del armario”, como si ser padre fuese sinónimo de ser un calzonazos. (padrazo, calzonazos…azos azos…) Debemos cambiar esta actitud tan machista de ver a los padres como inútiles, sí..machista porque mantiene el rol del cuidado de los hijos sólo a la madre, la experta. Hay que saber delegar, compartir la crianza de los hijos y saber que padres son dos, que aunque madre solo hay una, padre también sólo hay uno.

Desde luego, su comunicación fue en clave de humor y hasta se hizo una encuesta al público que, ojito, no todos la pasaron. Yo sí, me sé el nombre de mi hijo, de su pediatra y hasta del hermano de Peppa Pig 😉 Estoy aprobada.

Cuando yo llegué a las charlas, ya iban con retraso, y los ponentes tuvieron que exponer su información muy rápidamente. Los monitores que distraían a los niños en la planta de arriba tenían que irse a las 14h, así que me perdí la charla última:

13:25 Educar es comunicar…con humor. (Carles Capdevila) 

¿Alguien fue a las charlas que me perdí? ¿Coincidimos en la misma ponencia y no nos vimos? ¿Qué destacaríais que os impactara o aprendierais? Y si habéis estado en todas, ¿Cual os gustó más? Yo de las que asistí, no sabría con cual quedarme, todas fueron interesantísimas. Podéis encontrar opiniones en Twitter con la etiqueta #educarmejor

Cómo montar un sistema de streaming para ver Youtube en la televisión.

geeksheep

Aquí Oveja se pone técnica. No me he vuelto loca ni mi blog se convertirá de la noche a la mañana en tecnológico. Escribo este post debido a un comentario en el blog de El rincón de Mixka.

Resulta que en su blog comenta que su peque es fan de Peppa Pig (como tantos otros nenes lo son de esa familia de cerditos que saltan en los charcos y gruñen de vez en cuando) y comenta que ellos, (como muchas otras familias) eligen los contenidos de lo que ven sus hijos ahora que aún son pequeños.

Yo le comenté que pese a que no veo la televisión, elijo lo que quiero de Youtube y  se lo pongo. Para “compartir” lo que veo en mi móvil al televisor (en lenguaje técnico “hacer streaming”) uso una aplicación en mi smartphone llamada Yatse.

A ella le interesó mucho y le prometí un post al respecto…y aquí está.

STREAMING DESDE EL MÓVIL AL TELEVISOR MEDIANTE UN CENTRO MULTIMEDIA

peppapig

Hace un tiempo, para conseguir enviar los datos de vídeo y sonido de tu móvil a tu televisor, se montaba un Centro multimedia ¿Eso qué es lo que es? Pues voy a hacer un “cortipega” del enlace que acabo de poner, para l@s perezos@s, que lo describe muy bien:

” es un ordenador adaptado para reproducir música, visualizar películas e imágenes almacenadas en un disco duro local o sobre una red de computadoras LAN (en algunos casos), visualizar películas DVD y a menudo visualizar y grabar emisiones de televisión. Los Centros multimedia son a menudo manejados con mandos de control remoto, conectados a un conjunto de televisión para salida de vídeo, y pueden a menudo funcionar como un ordenador personal.”

Próximamente en otro post, os contaré como montaros en líneas generales un Centro Multimedia en casa. Y si no entendéis un hierbajo, contactad con el informático linuxero más cercano que conozcáis. Es “tan fácil” (según ellos) que por 20€ os montarán y configurarán uno.

STREAMING DESDE EL MÓVIL AL TELEVISOR CON “OTRAS COSAS” 🙂 

chromecast

Vamos al grano…iba diciendo que un tiempo se necesitaba un centro multimedia para ver Youtube en la televisión. Pero ahora, hace unos nueve meses, se han creado unos cacharros que se enchufan a la tele con una conexión HDMI que tienen ellos, qué majicos. 😀

Si tienes un móvil Android, Google ha creado CromeCast, lo puedes comprar en la tienda Google (Google Store). Si tienes un Iphone, Apple ha creado su competencia: AirPlay. Se configuran desde el móvil y es muy fácil, sólo hay que seguir las instrucciones. Te piden que metas un número que previamente te han facilitado ellos, tu contraseña WI-FI y poco más. Y ala, a pasarle a la tele datos de lo que ves en tu móvil. No solamente Youtube, sino que también puedes compartir aplicaciones de televisión como ClanTV o A3Media (La Sexta). Para padres y madres, lo interesante es que tú eliges los contenidos para tus niños. 

Pero querida amiga Mishka, yo no tengo ni CromeCast ni Airplay.

Si pinchas en el enlace encima de donde pone “CromeCast” Google te lo cuenta mejor que yo. Te sale por 35€, así que es una opción bastante lowcost. El Airplay ni idea, pero te dejo también el enlace. (He visto imágenes en internet y el Cromecast parece conectarse a USB, como un pendrive.)

Yo lo que tengo el centro  multimedia, y eso requiere de un cacharrito, una tarjeta de memoria,  un disco duro, un cable de red, una instalación de complementos (Add-Ons) que los bajas de internet y posterior configuración de todos ellos, así como previamente del software que acompaña al cacharrito. Una vez configurado el software que lo acompaña, instalados y configurados los complementos, te diré que uno de esos complementos es un control remoto llamado Yatse, que esta es la famosa aplicación que te contaba, que te la bajas desde el móvil con el GooglePlay y convierte tu móvil en un control remoto (o mando a distancia) de tu centro multimedia y que te permite además compartir los vídeos de Youtube en tu televisor.

Espero haberte ayudado y  que no te haya decepcionado la respuesta 😉

Supernanny

supernanny

Hoy he sucumbido a la curiosidad y he visto un par de capítulos de la “Supernanny” inglesa. Os explico lo que he observado (aunque con un par de capítulos no he podido ver todas las variantes). Las familias que he visto tenían varios niños….en los dos casos eran familias con tres hijos. Les era difícil estar por todos a la vez y siempre había uno de los pequeños que marcaba la tendencia disruptiva y machacaba a padres y hermanos.

Ver el comportamiento de los niños me ha creado un mal rollo impresionante, sobretodo por como gritaban a cajas destempladas, como se pegaban entre ellos y pegaban a los padres, y como sufrían con todo ello tanto los padres como los niños.

Me digo a mí misma qué he hecho yo para NO tener “eso” en casa. Será que lo estoy haciendo bien, después de todo, o no del todo mal. Aunque cuando yo veía a los padres del vídeo no entendía tampoco qué estaban haciendo mal. También me preocupa que mi hijo pueda evolucionar (o involucionar) en su conducta y cuando  crezca se ponga retador y gamberrete como los niños que aparecen en esos vídeos.

Supernanny explica a los padres que no han de alterarse, ni gritar, ni perder el control. Han de parecer que están al mando. Es lo que los hijos esperan de ellos. Los hijos esperan de ellos normas claras que seguir, necesitan huir del caos y cada miembro de la familia necesita su propio espacio.

Es normal que los padres estuvieran nerviosos y a punto de perder la cabeza. Si tu hijo te pegara, arañara, mordiera, escupiera e insultara a gritos, te dijera cosas como “te odio” o “ojalá estuvieras muerto” no sería  difícil caer en una depresión y sentirse  un padre o madre fallidos. Veo a los padres de los vídeos colapsados por la situación.

Supernanny es una persona que viene del exterior del hogar a poner calma y orden en los hogares, da esperanza a los padres de que las cosas pueden cambiar y crea en ellos una sensación de seguridad y autoconfianza con unas “técnicas” que ella les proporciona.

Se refuerza a los niños con premios y castigos. Se les dice que cualquier mal comportamiento tendrá una consecuencia (un castigo) y  que si se portan bien serán premiados. Usan el sistema de pegatinas y pósters. Dejan a los niños llorar (en un vídeo una niña de 3 años que estaba enganchada al pecho de la madre como un bebé la destetan a lo bestia en tres días y la pasan a su habitación. Usan el método este Ferber o Estivill para que llore y llore hasta caer rendida. A los tres días de que los padres ignoran sus “cantos de sirena” se adapta a la nueva situación).

Los padres que llaman a Supernanny es obvio que necesitan de alguien que los empuje a hacer cambios en su modo de vida familiar y que les digan que lo están haciendo muy bien, para no sentirse culpables. Son padres a los que se les ve muy infelices. Una de las cosas que está truncada y hacen notar es la ausencia de relación de pareja ante unos hijos que “necesitan” que el padre duerma con unos en una habitación y con otra en otra habitacion. Los padres se sienten esclavos de una situación que no han elegido y que les ha venido dada por las circunstancias y demandas de sus retoños.

Al final del vídeo (en los que se muestran los adelantos y cambios tras aplicar los consejos de supernanny) se ve una familia contenta, que se respeta mútuamente y está relajada. Da gusto ver los cambios.

Supernanny destaca en esas familias la ausencia de disciplina y de normas claras. Algunas las llega a escribir en la pizarra, muy básicas, como: NO GRITAR, NO PEGAR… Creo que esas dos normas son las primeras que se deben inculcar a los niños desde bien pequeños, lo mismo que RECOGER SUS COSAS, para no acabar teniendo una leonera en cada habitación de la casa.

También hace notar la importancia de “pasar tiempo de calidad” con los niños. Hacer con ellos una actividad que niños y adultos disfruten. Ellos lo agradecen y lo valoran mucho.

Mi conclusión es que quizás Supernanny  puede ir bien a familias con niños con problemas de conducta extremos, aunque no me gusta el tema de que deje llorar a los niños, o el tema del destete forzoso a lo bestia. Como es un programa de televisión y tienen una semana para mostrar  resultados, no hay tiempo suficiente para hacer las cosas de modo gradual, así que los cambios conductuales son obligados y drásticos.

Algunas ideas me parecen interesantes, como por ejemplo, la idea de la caja de c omunicación de hija de 11 años con su madre. Consiste en una caja decorada de forma bonita en la que la niña escribe sus sentimientos para que los lea su madre posteriormente, ya sean buenos o malos. Escribir la hace reflexionar y escribir de forma más pausada en vez de soltar sapos por su boca si está cabreada, o le es más fácil dar las gracias o expresar amor.

Como siempre “el monstruo conductista” eclipsa otras cosas que pueden ser positivas. Veo muy demonizada a esta señora, y si bien va de “yo lo sé todo y ustedes lo están haciendo todo mal”, no se le ve mal fondo. Estoy segura  de que su intención es ayudar a esas familias.

Y vosotros, ¿ué pensáis de Supernanny? No sé nada de la versión española, imagino que va en la misma línea.

Corderito a los dos años y 10 meses

corderito

Corderito se está convirtiendo en un Cordero. No queda apenas nada del bebé que había en él…y creo que a veces él hecha de menos su antiguo estado. “mira mamá! Camino  a cuatro patas….COMO UN BEBÉ!”, “Mama, cógeme”… y ayer se hizo pipi encima dos veces y una vez caca… Yo no interpreto eso ni como un retroceso ni como nada, aunque siempre estoy atenta a las señales, a ver qué me quiere decir mi hijo…yo sigo estando mucho por él, aunque a veces ahora le toca esperarme él a mí,  “porque me estoy vistiendo”, “porque me voy a duchar” o “porque estoy comiendo”. Ahora se da cuenta de que tiene que jugar solo algunos ratos y eso antes no pasaba. Quizás añora sentirse mimado el 100% del tiempo.

Ha desarrollado por tanto, (supervivencia xD) la capacidad de abstracción, de juego creativo y de simulación de la vida real. Por ejemplo, hace hablar a sus juguetes, les da de comer, les hace el “sana sana culito de rana” cuando “se caen” o les riñe “cuando se portan mal” o hace halagos a “quien ha hecho algo bien”.

Está obsesionado con los  cuentos. Es un acérrrimo lector. Tanto, que ha llegado a traer cuentos a la guardería para enseñárselos a su maestra….quien ha decidido leerles esos cuentos a todos los niños de su clase. Un super éxito para Corderito, que ya recomienda libros a sus compañeros y los comparte.

El otro día me comentaba su cuidadora: “Cómo le gustan los cuentos a tu niño. Se nota que los ha leído antes. A veces me ayuda a contarlos. Y se le ponen los ojos muy grandes y atentos cuando los leo”.

Sueño y espero que de mayor continúe con esa pasión por la lectura. Le reportará enormes satisfacciones. Yo continuaré ofreciéndole lecturas divertidas para su edad, llevándole a la biblioteca y dejándole que elija qué cuentos se quiere llevar, comprándole libros, llevándolo a cuentacuentos en cuanto tenga ocasión, que me acompañe a librerías etc

Uno de los secretos de que los alumnos finlandeses sean número uno en los informes PISA  es éste: “En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana», añade el psicólogo escolar catalán, para quien este estímulo de la lectura en casa resulta fundamental.” Estoy estimulando a Corderito en la lectura desde que leí ese artículo en el diario ABC

La escuela a la que irá Corderito está en un barrio de clase media cuyas familias se preocupan por la educación de sus hijos, así que confío en que “ser un ratón de biblioteca” sea algo muy normal en su clase.

Muchas veces quiere ver un cuento una y otra vez…en bucle infinito.

El vocabulario que tiene es más amplio y rico. Se ríe mucho con palabras nuevas como “cacharro”, “piltrafa” o expresiones como “nanai de la china”, a carcajada limpia y pide que se las repitamos.

También se ríe mucho con palabras que él mismo se inventa: Maninka, Perino…

y hay palabras que ha aprendido a decir bien, como “hipopótamo” , y palabras que sigue diciendo mal como: Camarelos (caramelos), Escuro (Oscuro), etc

La diversión con el aprendizaje del idioma está asegurada. 🙂

También está obsesionado con su cumpleaños, (aunque faltan meses para el suyo) y quiere “un pastel de chocolate con frambuesa y bolitas de colores” y también regalos. Apuntado queda. El motivo es que últimamente en la guardería muchos niños están cumpliendo años y lo celebrabn con pasteles en la merienda.

Tiene mamitis de nuevo, y su padre está celoso. “Tiene mamitis y tú la fomentas!” me acusó el otro día muerto de celos. Le pregunté si abrazar a mi hijo cuando viene a abrazarme es fomentar la mamitis o si venir a consolarle cuando está llorando es hacer algo erróneo. Dicho de otro modo: ¿Debería ignorarle cuando viene a abrazarme o debería dejarle lllorando solo? Ovejo se dio cuenta de que yo tenía razón y se calló.

Los niños a estas edades, como le dije, son muy propensos a que les lea cuentos la mamá o a que les dé la comida mamá (Sí, sabe comer perfectamente solo, pero en casa le encanta que mamá le dé la cuchara o que le ayude a subirse el calzoncillo cuando va al baño…supongo que tiene miedo de estarse volviendo tan independiente y como decía antes, necesita la seguridad de que, pese a estar creciendo, tiene a su mamá a su lado…pero intento no suponer nada y dejar que todo siga su curso normal) Para otras cosas, sin embargo, no tienen ningún problema para hacerlas con papá, incluso lo prefieren a él.

Hoy por  ejemplo, Ovejo se fue a trabajar y el peque se quedó llorando porque papá no nos acompañaba. Creo que la mamitis que tiene es circunstancial y producto de estar pasando él y yo mucho más tiempo juntos del que pasa con su padre. Creo que lo que intentaba decirme Ovejo es que le gustaría pasar más tiempo con su hijo a solas el  fin de semana (que es cuando tiene más tiempo libre) y que yo me fuese a dar un garbeo con las amigas….Si me lo dice así, yo encantada de la vida jejeje Enseguida me escapo 🙂 Pero muchas veces no sabemos como comunicar a la pareja  lo que realmente sentimos o nos hace falta.  Pronto vamos a tener que asistir a un coaching para padres, jejeje

Corderito empieza a tener pesadillas “se han llevado el chocolate”, “uno de mis huevos de plástico rodaba por la carretera y pasaban coches y no lo podía coger”, “ha venido el lobo”, etc Ahi estoy yo para decirle que sólo fue un mal sueño, que ya pasó todo y que está en la cama, en casa, seguro con nosotros. (Las pesadillas también empiezan  entre los 3 y los 6 años, según he leído).Pasar al niño a su habitación justo cuando empieza la edad de las pesadillas es una penosa coincidencia, pero le ayudaré en todo lo que pueda.

Y no hay mucho más que destacar. Es sociable, tiene sus amiguitos, es simpático, risueño, canta mucho, juega mucho, le encanta el agua y nadar con el churro, es muy bueno y creo que es feliz…lo más importante.

 

 

 

Lactancia materna prolongada FAQ

logo-SMLM-2014-web

Aprovechando la Semana de la Lactancia Materna (del 1 al 7 de agosto) voy a hablar de la lactancia materna prolongada porque mucha gente desconoce qué pasa con la leche materna, el pecho, el niño…así que responderé a las preguntas que alguna vez me han hecho:

FAQ DE LA LACTANCIA MATERNA PROLONGADA

1-¿Todavía le das? ¿Hasta cuando se le puede dar el pecho a un niño?

Pues sí, todavía le doy, porque aunque creas que hay un límite lógico y estructurado (me lo dijo el pediatra, la enfermera, la farmacia que me vendió la leche en polvo, mi madre, mis amigas…)  se le puede dar hasta que el niño y la madre quieran..Según la OMS (organización Mundial de la Salud) se recomienda lactancia exclusiva mínimo hasta los 6 meses y seguirle dando el pecho hasta los 2 años. En mi caso, confieso que a veces me agobio de seguir dando el pecho, (no soy ninguna talibana de la lactancia) pero Corderito es muy fan de la teta, así que continuamos con tomas nocturnas mientras cruzo dedos para que un día decida destetarse solo…y no llegue a ser un crío de 7 años lactante del tipo “Robalito” (de la serie “Juego de Tronos xD)…

robalito

Bromas aparte, es muy normal que un chico se destete del todo él solito entre los 3 y los 5 años.

2-¿Aún tienes leche?

Esta pregunta me la hacía yo misma, porque según mi razonamiento,  “si cuando más lacta el niño más leche sale” , ahora que hace una toma nocturna o dos a lo sumo, saldrán cuatro gotas o se habrá secado…y probablemente ya no quede nada, y el niño sólo está “haciendo de chupete.” (convertir mi pecho en algo que le calma)

Para responder a esa pregunta, y como no tengo ni idea de extraerme la leche a mí misma, me fui a una matrona de la seguridad social, quien me extrajo la leche (menudos pellizcos, leñe!) y me demostró que en uno de los pechos había poquita, pero aún había, y en el otro pecho, la fábrica sigue intacta.

También le pregunté a Corderito, que ya se expresa, un poco acojonada  temerosa- ¿Sale leche?- El puso ojos traviesos y contestó: – Ahi tienes la respuesta.

Una vez abandonada la lactancia por completo, a la madre no se le retira  la leche inmediatamente. Muchas veces pasan 2 años sin estimulación ninguna del pecho y aún tiene leche. Así que sí, aún tengo leche porque mientras continúe con la lactancia materna, seguiré teniendo leche.

Si quieres asegurarte de aún tener leche, puedes hacerte una extracción manual, acudir a una profesional de la lactancia o…¡preguntarle a tu hijo! 🙂

3- ¿Pero la leche que sale ahora no es más que agua? Esa leche ya no le alimenta, ¿no?

El mito de que la leche pasado un tiempo no alimenta es sólo eso: Un mito. Me sorprendió descubrir que es justo al revés: Cuanto mayor es el niño más se ajusta la leche materna a las necesidades de la edad del niño, de modo que la leche se hace más espesa (por lo que cuesta más de salir) y la composición sigue siendo rica en nutrientes, anticuerpos, etc Me proveí de esa información a raiz de una conferencia a la que asistí del pediatra Carlos González. Este doctor bromeó diciendo que “si siguiéramos dando leche materna a una persona hasta la edad adulta, de tan espesa que sería esa leche, sería requesón!!!”

4- ¿Las madres que pasan hambre (una amiga comentando una noticia: los problemas en Gaza para conseguir alimentos y agua potable) ….podrán nutrir a sus hijos con la leche materna? ¿Qué tipo de leche puede fluir de madres mal nutridas?

En la leche materna no influye la cantidad de comida que ingiera. El cuerpo es sabio y se nutre de las reservas de la madre. La leche que llegue al niño será siempre de la mejor calidad.

5- No te preocupes, se destetará cuando vuelvas a quedarte embarazada.

Pues sí, a veces pasa…la leche cambia su sabor, al niño le deja de gustar y abandona la lactancia. Pero otras veces no. Así que, si tienes un niño que aún lacta, te arriesgas a amamantar en tándem. (Y puede ser que te guste…hay madres que alaban los beneficios del Tandem). Y aunque destetes a tu hijo forzosamente para evitar el tandem, cuando vea al bebé lactar va a querer tener los mismos derechos que él. Hay un pecho libre, así que….al tándem!

Es decir, fiarse del destete seguro del primogénito ante un nuevo embarazo es un error. No sabes lo que pasará hasta que no vivas tu propia experiencia con dos peques.

Si quieres más información sobre lactancia materna, beneficios, tipos de destete, ventajas y desventajas, etc este enlace te puede ayudar: “El destete, guía de lactancia materna”

Hasta aquí las cosas que me han dicho o preguntado sobre lactancia prolongada. Si tenéis cualquier otra pregunta, estaré encantada de responder. Y si me he equivocado en alguna de las respuestas, hacédmelo saber.

Y de mientras, si estás practicando la lactancia materna, ¡disfrútala!

Pasando el niño a su habitación

Imagen

Habitación de Corderito

Mientras el niño estaba “de colonias” (ver post anterior), Ovejo y yo fuimos al Ikea (menuda cruzada) a comprar una cama para Corderito. Por las siguientes razones:

-Dormimos fatal. Ya no colechamos con un pequeño bebé, sino con un animalito de casi un metro de largo que a veces le da por ponerse en horizontal y no dejarnos sitio. Ahi estamos los padres arrinconados y acurrucados en cada extremo de la cama mientras él duerme a lo ancho con los brazos y piernas abiertas. La expresión “dormir a pierna suelta” debió inventarse al ver dormir a un niño. No sé el padre, pero yo despierto anquilosada, me duele todo..El padre no es tan quejica como yo, pero yo lo he visto haciendo un cuatro en la cama, y un ocho…y le hago fotos mientras duerme en esas posiciones infernales para inmortalizar todo ese sufrimiento paterno.

-Nos dijeron que si alguna vez queríamos destetarlo o que se destetara solo, difícilmente se conseguiría colechando. El peque tiene la teta al lado. Es como si te ponen un pastel de chocolate a medio metro de tu cara. Demasiado tentador. Lo primero era cambiarlo de habitación y luego ya se vería.

-Tenemos ganas como pareja de hacer la cucharita y dormir abrazados.

Así que compramos una cama extensible, que pudiese valer según Corderito fuese creciendo. Esta cama se alarga hasta los 2 metros. No sabíamos cómo iba a reaccionar nuestro hijo y esperamos ansiosos su llegada para ver su reacción.

Su nueva cama, una cama sólo para él, le hizo mucha ilusión…pero a la hora de dormir…

Ovejo: -Quieres dormir en tu nueva cama?-

Corderito: -Síiii, vale-

Oveja:-Ok,entonces acuestate en ella y a dormir-

Corderito:-No! Coge la cama y llévala- (Señalando nuestra habitación)

¡Estuve apunto de moverla! Pero Ovejo se negó en redondo, porque había que desmontarla enterita para que pasara por la puerta, era tarde y estaba cansado. Creo que hemos hecho bien en no moverla. Hubiese sido un error.

Y es que como padres primerizos somos a veces bastante irracionales e ilógicos. Corderito NUNCA ha dormido solo. Siempre ha dormido acompañado. Así que dormir en otra cama no le importa. Dormir en otra habitación no le importa. Esas son las tonterías que nos preocupan cuando pensamos en lo que añorará cuando abandone el colecho. No, señores padres y madres: Lo que realmente importa a un hijo es que sus padres duerman cerca de él, junto a él. Necesita seguir sintiéndolos, percibiéndolos, porque le dan seguridad. Es a lo que está acostumbrado…y con casi tres años, sigue reaccionando con el instinto primario de supervivencia con el que nació.

También está acostumbrado a dormirse al pecho. Como de momento queríamos abandonar el colecho pero no queríamos destetarlo (me parece muy “heavy” quitarle dos cosas de golpe) acabamos durmiendo todos en su habitación…¡mucho más incómodos que antes! 😀 Yo colechando en su cama junto a él y dándole el pecho como siempre, encogida como una anchoa en una lata. Yo mido 1,62 y la cama lilliputiense mide 1,30 centímetros de largo. Ovejo la primera noche durmió junto a nosotros en el suelo, únicamente provisto con una almohada. Las noches siguientes ya no nos ha acompañado.

La idea era: Esperamos a que se duerma y luego nos largamos a nuestra bendita cama de 1,50mts de ancho y 2 de largo. Pero entre que se duerme a la teta y no, hay veces que yo también me he quedado frita junto a él…y cuando me he largado a dormir a la cama de matrimonio, el angelito se ha despertado de madrugada ¡con pesadillas!

-He despertado y mamá no estaba…estaba solito y me picaban las arañas- La segunda noche “han venido las abejas y un zorro”. Si no lo repitió veinte veces, es que fueron más. Mi sentimiento de culpabilidad como madre, sabiendo que sus pesadillas se deben a la inseguridad de dormir solo por primera vez, han hecho que la tercera noche haya estado inquieta, casi velando su sueño y a presión en su camita, junto a él. Voy y vengo de nuestra cama a la suya y viceversa, así que dormir, estoy durmiendo poquito.

Mi esperanza es que poco a poco, cuando se dé cuenta de que cada vez que nos llama vamos corriendo a su lado y le calmamos, se dé cuenta de que está solito pero no se queda solito, porque puede contar con nosotros y seguimos estando cerca aunque no pueda vernos al despertar. Tengo fe en que a medida que se vaya haciendo mayor, vaya abandonando esa inseguridad, pero de momento, parece que dormir solo es el despertar del miedo en los niños, de las pesadillas infantiles terroríficas esas que por más adultos que seamos jamás olvidamos…y me sabe mal que sea “por nuestra culpa”, porque no “estamos a su lado”, pero quizás es un paso en su crecimiento inevitable que todos tenemos que pasar.

Intentaré no ser una madre superprotectora y estaré ahi siempre que me necesite, acudiendo a su llamada a cualquier hora que sea, pero estoy convencida que él se siente cada vez más mayor y que le irá bien que empiece a tener su propio espacio. Eso sí, la teta no la abandona de momento.